Publicado: 12 de Enero de 2016


Se trata de talleres en los que no es necesaria ninguna formación previa, se puede comenzar el aprendizaje desde cero o aprender técnicas nuevas y perfeccionamiento si se llega al taller con una formación previa.

Nuestros alumnos pueden beneficiarse de una enseñanza flexible y adaptada a sus aptitudes y objetivos.

Las clases se ejecutan siguiendo el esquema de taller abierto, así, cada asistente ajusta su aprendizaje a sus necesidades y habilidades. De manera individual se van aplicando a los trabajos las técnicas que se van aprendiendo. Sin depender del resto del grupo, cada alumno avanza dependiendo de sus aspiraciones y capacidad de aprendizaje.

Los conocimientos que desarrollarán los alumnos van desde el aprendizaje de técnicas básicas de encuadernación, en papel, tela, guaflex, piel; cosido de fascículos o el trabajo específico de reparación de libros deteriorados.

Al tratarse de clases semanales, las horas perdidas por fiestas o ausencias justificadas se pueden recuperar en otro horario a convenir en el taller.

A lo largo del año también se impartirán cursos monográficos, en los que se desarrollará el aprendizaje de técnicas específicas (técnicas de carvado aplicadas a la decoración de encuadernaciones, papel al engrudo, encuadernación a bradel,..)